¿Qué es el branding emocional?

¿Qué es el branding emocional?

Uno de los aspectos fundamentales a la hora de crear una marca es el “branding, la construcción de su propia imagen corporativa, que se ve conformada por una serie de valores y políticas que se ven reflejados tanto en sus productos y en su diseño corporativo, como en su interacción con el público, por ejemplo, a través de la publicidad.
Podemos pensar que la publicidad y el marketing se centran en una simple pregunta: “¿Qué necesita el cliente?”. Sin embargo, las estrategias van cambiando a medida que también lo hace la sociedad y el modo que ésta tiene de interactuar con lo que le rodea. Es por ello que las grandes empresas no se preocupan sólo por “qué queremos”, sino fundamentalmente por “qué sentimos”, qué pensamos, qué nos emociona, y de qué manera eso nos puede relacionar con su marca.

¿De qué manera trabajan el branding emocional las empresas?

Cambiar al consumidor por la persona

Se deja de ver al cliente como un ente que desembolsa su dinero en nuestro producto para considerarlo como lo que realmente es, un individuo que siente, se emociona e interactúa con otras personas. Se pasa de pensar en qué necesita el consumidor y venderle un producto afín, para centrarse en las preocupaciones a nivel emocional del ser humano moderno y empatizar con él.

Crear un producto en torno a una experiencia emocional

La empresa se esfuerza en crear un estilo, un modo de vida y de pensar, una personalidad con la que nos sintamos o queramos sentirnos identificados. A la hora de crear su identidad, la marca debe dejar constancia de unos valores o características muy definidas que lleguen y conecten con el cliente.Uno de los grandes ejemplos es Apple. Existe una auténtica legión fan de esta empresa que ha sido construida no sólo sobre la venta unos productos de alta calidad, lo cual también es muy relevante, sino por lo que implica socialmente tener ese producto. No tengo un producto Apple, yo SOY de Apple. Los clientes Apple se sienten parte de una comunidad fiel, que cuenta con una personalidad definida, moderna, y sofisticada.

Proporcionar confianza

Además de ligar el producto a una experiencia o emoción concreta, una empresa debe generar confianza en el cliente. Ya no consiste en vendernos como honestos, lo cual debería ser redundante si contamos con que una empresa debe ser honesta ante todo, sino en transmitir confianza en la empresa y en los productos que proporciona.

En realidad, el branding emocional es tan sencillo como considerar a sus clientes (potenciales o no), como personas que tienen sus preocupaciones, tristezas, alegrías, motivaciones, frustraciones, etc. Ya no es sólo interesarse por qué necesita un cliente para solucionar un problema determinado, sino intentar que a la vez que se le proporciona una solución, esa persona se sienta satisfecha y como parte de la empresa que le da ese servicio. Básicamente, consiste en crear una comunidad con la que se sienta identificada; una comunidad que le va a garantizar unos servicios y productos de buena calidad y que, al mismo tiempo, le va a tratar desde la cercanía y la empatía, como uno más.

Ningún comentario

Enviar comentario
Información básica sobre protección de datos

Información básica sobre protección de datos – Responsable: Estudio Mique Diseño, SL. Finalidad: dar respuesta a su solicitud de información y/o contacto y enviarle información sobre productos, servicios y actividades, siempre que nos otorgue su consentimiento para ello. Legitimación: consentimiento del interesado al marcar la casilla y enviar sus datos. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en nuestra política de privacidad.