Co-branding: la unión hace la fuerza

Co-branding: la unión hace la fuerza

Hemos hablado ya anteriormente del branding y de la importancia que tiene construir una marca, afianzarla, y posicionarla en el mercado. Pero en ocasiones, sobre todo en épocas de crisis, las empresas necesitan relanzar sus productos, crear una nueva estrategia para aumentar su alcance al público y, por supuesto, sus ventas.Una de estas estrategias es el denominado co-branding. Popularizado ya en los años 90, esta medida propone la alianza de dos marcas para crear un producto o servicio que beneficien a ambas partes. Lo importante de esta asociación es ganar, tanto por un lado como por el otro. La alianza debe de ser clara y evidente para que ambas marcas tengan la misma visibilidad.

 

En primer lugar, hay que estudiar bien qué tipo de asociación se quiere crear y asegurarse de que los productos de las marcas asociadas son complementarios. No todos los productos o marcas casan entre sí, y a veces puede dar como resultado algo innecesario, contradictorio, o sin sentido. Lo aconsejable es estudiar previamente ambas marcas, tener en cuenta sus valores, mensaje, y la idea que tiene el cliente de la misma. De este modo será más fácil crear un producto que aúne ambas personalidades y que sea atractivo al cliente. Es un proyecto complejo que requiere mucho trabajo y compromiso por ambas partes.

 

En todo proyecto de co-branding hay una marca invitada y una anfitriona. Como sus propios nombres indican, esto quiere decir que una marca ofrece un producto “base” sobre el que actúa el producto de la invitada. Aunque pueda parecer que esto deja en desventaja a una de ellas, la alianza tiene que resolverse de modo que ambas consigan el mismo protagonismo.

 

¿Por qué hacer co-branding?

Las ventajas del co-branding son claras y decisivas: potencia el valor de la marca, destaca valores secundarios de las empresas y, por supuesto, ayuda a obtener rentabilidad. Por otro lado, permite captar nuevos clientes y ofrece la posibilidad a ambas marcas a explorar un mercado en el que antes no habían entrado.

 

Este tipo de estrategia suelen iniciarse con un fin promocional y normalmente tienen un carácter temporal. Sin embargo, si el proyecto resulta exitoso, en ocasiones puede perdurar más en el tiempo, y por tanto, aumentarían las ventas y el reconocimiento de las marcas.

En principio no existe ningún tipo de inconveniente ni hay motivo por el que no arriesgarse a iniciar una estrategia de co-branding. Eso sí, siempre que sea una propuesta coherente y con posibilidades de funcionar a nivel comercial.Son muchas las empresas que han salido ganando gracias al co-branding. La clave reside en saber qué queremos ofrecer y hacerlo acorde a las características de los productos y la filosofía de cada una de las empresas. De estas asociaciones pueden nacer productos exitosos que formen parte del mercado de manera permanente y, por tanto, que se conviertan un producto habitual de los consumidores.

No Comments

Post A Comment
Información básica sobre protección de datos

Información básica sobre protección de datos – Responsable: Estudio Mique Diseño, SL. Finalidad: dar respuesta a su solicitud de información y/o contacto y enviarle información sobre productos, servicios y actividades, siempre que nos otorgue su consentimiento para ello. Legitimación: consentimiento del interesado al marcar la casilla y enviar sus datos. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en nuestra política de privacidad.