Por qué se odia tanto la tipografía Comic Sans

Por qué se odia tanto la tipografía Comic Sans

Así como la Helvética es una de las fuentes más controvertidas, con sus defensores y sus detractores, la Comic Sans es una de las tipografías más odiadas por los diseñadores gráficos. Tanto es así, que podríamos afirmar que odiar esta fuente tipográfica va de serie con la profesión.Es muy difícil encontrar un profesional que la incluya para alguno de sus proyectos, ya no solo porque no guste, sino porque se ha instaurado un odio generalizado hacia esta fuente y podría poner en entredicho a quien la use. De hecho, existe un movimiento en su contra llamado Ban Comic Sans, liderado por los diseñadores Dace y Holly Combs, cuyo objetivo es intentar “combatir” la ignorancia tipográfica, rebelarse contra el mal gusto. Sus acciones llegaron hasta el mismo Google, a quien pidieron la retirada de Comic Sans de entre las fuentes disponibles para la redacción de emails. Pero, ¿por qué este rechazo?

En la página web www.comicsanscriminal.com nos explican que las fuentes tipográficas tienen un propósito y personalidad y en ella podemos firmar un juramento en el cual comprometernos a no utilizar esta tipografía en el futuro.

Para empezar, un poco de historia. La fuente tipográfica Comic Sans fue creada en 1994 por Vincent Connare, diseñador gráfico de Microsoft. Nació con la intención de ser incluida en los globos de texto de una aplicación dirigida a usuarios novatos de Windows 3.1. La divertida interfaz de este programa requería de una fuente que se ajustara a sus características, que fuera amigable, cercana, y accesible para los usuarios. Para ello, Connare se inspiró en la típica fuente de los cómics, dando como resultado una letra con un cierto toque infantil y desenfadado que, al poco tiempo, fue incorporada en el catálogo tipográfico de Windows 95. Comic Sans se presentaba al usuario como una alternativa diferente, menos aburrida que una Times New Roman, y fue a partir de este momento en el que esta fuente comenzó a ser notablemente popular y a ser utilizada en masa para cualquier cosa.

En este último aspecto es donde reside la manía de los diseñadores a esta fuente. El problema no es tanto la fuente (que tampoco es considerada como algo bonito), sino por su uso desmedido e incorrecto por los usuarios. Utilizar Comic Sans para presentaciones profesionales, informes, comunicados, etc., es, sin lugar a dudas, un error imperdonable. No se puede utilizar una fuente con reminiscencias infantiles para redactar o rotular textos serios o profesionales, para esquelas, folletos informativos sobre enfermedades, etc. No fue diseñada ni para un uso generalizado ni, por supuesto, para ser impresa en papel, sino para su uso en interfaces. Sin embargo, para desgracia de muchos, es posible verla en cualquier sitio.Aunque pueda parecer una letra divertida o amigable, es necesario saber cuándo y con qué motivo utilizarla, aunque, como hemos comentado, su rechazo generalizado es tal, que los diseñadores la tienen prácticamente desterrada y no se utiliza ni para invitaciones de cumpleaños ni para redactar mensajes infantiles. Inexplicablemente, fue utilizada por el CERN para un trabajo de Power Point en el que anunciaban la posible localización del Bosón de Higgs. Probablemente se utilizó con el fin de que el mensaje fuera más cercano y entretenido, pero muchos se echaron las manos a la cabeza; uno de los acontecimientos más importantes a nivel científico, echado a perder por el uso incorrecto de una fuente incoherente.

 

Es posible ver por Internet imágenes que incluyen textos como: “Cada vez que usas Comic Sans, un diseñador pierde sus alas”. Son cada vez más sus detractores pero, aunque se piense que no, hay personas que la defienden. El productor canadiense Gunnarolla compuso The Comis Sans Song, una canción con toque de humor en la que propone darle una oportunidad a esta fuente, y la cual tuvo una gran repercursión en Youtube. Y si nos ponemos un poquito más serios, también debemos admitir que, debido a su simplicidad y claridad, es una de las fuentes utilizadas para tratar a personas con dislexia.

El odio y rechazo por esta fuente seguirá creciendo y creando controversia. Aunque se intente apartarla del panorama tipográfico, esta fuente siempre será una protagonista, sea para mal o para bien. La amemos o la odiemos.

No Comments

Post A Comment
Información básica sobre protección de datos

Información básica sobre protección de datos – Responsable: Estudio Mique Diseño, SL. Finalidad: dar respuesta a su solicitud de información y/o contacto y enviarle información sobre productos, servicios y actividades, siempre que nos otorgue su consentimiento para ello. Legitimación: consentimiento del interesado al marcar la casilla y enviar sus datos. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en nuestra política de privacidad.